A pesar que oficialmente se considera adulto mayor a una persona entre 60 y 65 años, según conceptos actuales, envejecer no siempre va de la mano del aumento de la edad, sino de la capacidad de ser autosuficiente. Según esto, puede haber personas de poca edad, envejecidos y otras de 100 años que se encuentran en condiciones de ser autosuficientes y productivos, lo que les permite vivir plenamente.

Se considera envejecimiento saludable la condición de salud física y mental que permite a las personas de mayor edad satisfacer sus expectativas personales y cubrir las exigencias que les impone el medio donde viven.

El envejecimiento comienza el día en que nacemos.

Para lograr una vejez saludable, y ayudar a preservar la función cognitiva, reducir el riesgo de padecer de enfermedades crónicas , retrasar la dependencia y la fragilidad; hay que mantener un buen estilo de vida siempre, en especial son relevantes la dieta y la actividad física, no fumar, no beber alcohol en exceso y vivir en un entorno saludable. Sin embargo, nunca es tarde para corregir algunas desviaciones y tomar las medidas necesarias para apoyar la salud.

Existen diversas teorías sobre las causas del envejecimiento, una de ellas, es la del Dr. Denham Harman, químico de la universidad de California , quien planteó que la formación excesiva de Especies Reactivas de Oxígeno(EROS) o Radicales libres, producía oxidación y daño a nivel celular, de tejidos, sistema nervioso, sistema inmune, cardiovascular entre otros.

Los antioxidantes son compuestos que provienen del mundo vegetal y que son capaces de neutralizar el daño de los radicales libres. Ya se ha estudiado la relación de algunos de estos compuestos con la prevención de enfermedades y la mantención de un buen estado mental y físico. Se han aislado los principios activos antioxidantes de algunas plantas y se pueden obtener en forma de suplementos.

Algunos antioxidantes reconocidos son el ácido alfa lipoico, que es capaz de actuar sobre moléculas solubles en grasa o en agua, la Vitamina C, la astaxantina, el concentrado de maqui o de calafate, etc.

Por otra parte, no hace mucho tiempo se pensaba que las neuronas se morían con el paso de los años y que no había posibilidades de hacer algo para mantener el cerebro en buenas condiciones, sin embargo, la neurociencia ha planteado que las neuronas pueden ser recuperadas y esto se relaciona entre otros factores, con el ejercicio y la dieta.

El aporte adecuado de nutrientes puede ser apoyado por suplementos alimentarios, algunos de los cuales deben ser consumidos diariamente, como por ejemplo el ácido graso omega 3 presente en todas las membranas celulares del organismo, en especial en el cerebro, sistema nervioso central y cardiovascular. Para seleccionar un buen omega 3 es necesario que posea una certificación de estar exento de metales pesados, que no se encuentre oxidado y que la cantidad de DHA y EPA sean las adecuadas para cada caso individual. Otros nutrientes relevantes en esta etapa de la vida son la vitamina D (leer artículo), Vitamina C, entre otros.

Un órgano fundamental para mantenerse saludable es la microbiota intestinal. Se considera un verdadero órgano compuesto por billones de bacterias que nos acompañan desde el nacimiento y que vamos modificando según nuestro estilo de vida. Cada persona posee su propia microbiota y constituye una característica única, como una huella digital. En ella se sintetiza el 95% del neurotransmisor serotonina, que nos ayuda a ser felices y a evitar la depresión. Además sintetiza vitamina B12, K, y otros compuestos. La Microbiota se relaciona directamente con la función cerebral, sistema inmune y sistema nervioso central, por lo que elegir un buen suplemento probiótico es fundamental. Su forma debe ser capaz de atravesar los ácidos gástricos para que pueda llegar intacto al intestino dónde será absorbido. Un buen probiótico debe informar la variedad de cepas y la cantidad que contiene cada cápsula.

Los probióticos son efectivos para mejorar el perfil lipídico, la resistencia a la insulina, aumentar el colesterol HDL, reducir glicemia y niveles de insulina en pacientes con diabetes, en la prevención de enfermedades infecciosas del tracto intestinal, reducción de presión arterial, estimulación y modulación del sistema inmune; incluso algunos probióticos han probado ser efectivos en la regresión de tumores y reducción en la producción de cocarcinógenos. (Dr. Pedro Gutiérrez-Castellón, Centre of Excellence for Translational Research on Microbiota & Pre/Probiotics, Mexico)

Nutrientes como el magnesio, selenio, zinc, vitaminas del complejo B, o las liposolubles, como A, D, E, K, podrían ser necesarias. Todo dependerá de la evaluación realizada por el médico o Nutricionista, que le sugerirá los suplementos necesarios.

En Ortomolecular Chile, nos comprometemos a ofrecerle buenos y efectivos suplementos alimentarios, con certificaciones de calidad, algunos Kosher, Halal o Vegan, a un precio justo, para contribuir a mantener sus facultades físicas y mentales en óptimas condiciones.

Nelba Villagrán Arias.

Nutricionista Integrativa