La vitamina D es una vitamina liposoluble derivada del colesterol, que ha sido motivo de muchos estudios en el último tiempo, confirmándose que sus funciones orgánicas abarcan mucho más allá de su participación en el metabolismo fosfo-cálcico clásico. Se ha cuestionado incluso su clasificación como vitamina, dado que se puede sintetizar por acción de los rayos UVB del sol al incidir sobre la piel, por eso se plantea considerarla una prohormona. Se ha comprobado su papel de hormona en varios procesos enzimáticos, metabólicos, fisiológicos y fisiopatológicos relacionados con muchos órganos y sistemas del organismo. Se ha comprobado la presencia y expresión de receptores de vitamina D (VDR) en casi todos los tejidos humanos.   

 La amplia distribución de estos receptores permite que además de regular el metabolismo fosfocálcico, participe en un sistema mucho más complejo, que interviene en procesos de síntesis y liberación de hormonas, regulación de funcionalidad del sistema inmune, en procesos de proliferación y diferenciación celular, regulación de la expresión de múltiples genes entre otros.

TABLA N°1,

ORGANOS Y TEJIDOS EN LOS QUE SE EXPRESA EL RECEPTOR VDR, 1.25 -DIHIDROXIVITAMINA D3

SISTEMA

ÓRGANOS Y TEJIDOS

ENDOCRINO Paratiroides, células C tiroideas, células Beta pancreáticas, glándulas suprarrenales, hipófisis
CARDIOVASCULAR Células del músculo liso arterial, cardiomiocitos, células  endoteliales
MÚSCULO ESQUELÉTICO Osteoblastos, condrocitos, músculo estriado esquelético
GASTROINTESTINAL Y HEPÁTICO Esófago, estómago, intestino, hepatocitos
RENAL Células tubulares, aparato yuxtaglomerular, podocitos
REPRODUCTOR Ovarios, placenta, útero, testículos epidídimo
INMUNE Medula ósea, timo, linfocitos T y B
RESPIRATORIO Células alveolares y pulmonares
PIEL Queratinocitos, folículos pilosos
NERVIOSO CENTRAL Neuronas
OTROS Retina, tejido adiposo, mamas, células tumorales, parótidas, fibroblastos
Fte: Zuluaga, Espinosa, NA et al.46

El 90% de esta vitamina se obtiene por el sol, ya que muy pocos alimentos contienen vitamina D y los alimentos que la contienen, no son de consumo habitual y frecuente como para alcanzar la ingestión diaria recomendada. La exposición solar sin protección, en época de verano, de unos 15 minutos al día, entre las 10 y las 15 horas, teniendo el rostro y parte de los brazos al descubierto, sería suficiente para garantizar la síntesis de vitamina D.

Existen dos tipos de vitamina D: 

La vitamina D3 (colecalciferol), sustrato fisiológico de base en el ser humano y animales, recomendada por las Sociedades Científicas y formada en la piel a partir de la absorción de la radiación ultravioleta (UV) por el 7-dehidrocolesterol.

La vitamina D2 (ergocalciferol), de origen vegetal, obtenida a partir de los hongos y plantas luego de ser expuestas a los rayos solares. Esta forma de vitamina no se comercializa como medicamento habitualmente.

La activación del 7-dehidrocolesterol presente en la piel, por los rayos solares, da origen a la vitamina D3 o colecalciferol, que es transportada por la sangre hasta el hígado donde se convierte en calcidiol o calcifediol o 25(OH)D (metabolito que se usa como indicador y se mide en sangre), posteriormente en el riñón se convierte por hidroxilación en calcitriol o 1,25-(OH)2D, que es el metabolito final que se une a diferentes receptores de la Vit. D ubicados en numerosos tejidos (tabla 1) y es en estos tejidos donde se produce su actividad hormonal.

Hay estudios que muestran que la vitamina D3 puede ser de 1,7 hasta 3 veces más potente que la vitamina D2 en la capacidad de elevar los niveles de 25(OH)D, por lo que son especialmente recomendados los suplementos con vitamina D3

Al calcitriol se le asignan funciones en la estimulación de la producción de insulina, la modulación de la función de linfocitos B y T activados, efectos en la contractilidad miocárdica, prevención de la enfermedad inflamatoria intestinal y promoción de la secreción de TSH, entre otras. Por ello, últimamente el déficit de vitamina D se ha relacionado con múltiples enfermedades.

Condiciones como la obesidad, la malabsorción intestinal, la insuficiencia renal o hepática, y otras como excesivo uso de bloqueadores solares, o situaciones como las de viviendas que no permiten acceso a la luz solar, así como hábitos de vida que no incluyen actividades al aire libre, reducen drásticamente la biodisponibilidad fisiológica o el acceso a la vitamina D3.

Funciones de la Vit D y COVID 19

  • Favorece indemnidad del epitelio respiratorio
  • Estimula inmunidad innata por participar en la diferenciación de monocitos a macrófagos, que facilitan la interacción de la Vit D y el ADN celular para la regulación de genes que destruyen agentes infecciosos, bloquean invasión viral, previenen muerte celular del epitelio respiratorio, neutralizando endotoxinas
  • Favorece homeostasis de la oxidación y reducción celular (redox), mantiene función mitocondrial normal, inhibe vía de estrés oxidativo, modulando radicales libres.
  • Favorece respuesta antiviral, reduce procesos inflamatorios por supresión de citoquinas inflamatorias.
  • Promueve mecanismos de autofagia en proteínas dañadas, protegiendo de infecciones virales
  • Modula actividad de inmunidad adaptativa, actuando como intermediaria entre inmunidad innata y adaptativa mediante presentación de antígenos.
  • Participa en la regulación del sistema Renina-Angiotensina-Aldosterona, relacionada con la regulación de la presión arterial, metabolismo de agua y sodio.

Se han publicado casos que alertan sobre el resurgimiento del raquitismo debido a una exposición insuficiente a la luz solar unida a una ingesta de vitamina D insuficiente en la población. Los lactantes más pequeños no se exponen al sol, y muchos niños amamantados no obtienen niveles adecuados de vitamina D ni a través de la leche ni por la exposición solar. Cuando hay baja D3 se produce en cantidad menor la hormona Leptina, reguladora de la saciedad, lo que aumenta acumulación de tejido adiposo,  además como la obesidad es un estado inflamatorio, y la Vit D3 es anti inflamatoria, al estar en bajas cantidades  se potencia la obesidad.

Estudios de las últimas dos décadas  sugieren que la vitamina D desempeña un papel esencial en el mantenimiento de la inmunidad natural, en la prevención de infecciones, en enfermedades autoinmunes (esclerosis múltiple, artritis reumatoide), al menos 15 tipos de cáncer, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 1 y 2 y enfermedades psiquiátricas, entre otras, en  estudios epidemiológicos ecológicos que relacionan estas patologías con poblaciones que habitan en países donde hay menor síntesis de vitamina D por radiación solar y que no reciben suplementos de vitamina D. 

Suplementación

Un microgramo de vitamina D equivale a 40 UI.

Diversos investigadores y organismos relacionados,  sugieren concentración plasmática de Vit D, entre 40 a 60 ng/ml, otros grupos indican de 60 a 100 ng/ml, en personas sanas.

La suplementación va de 400 UI diarias en niños, a dosis que van de 800 UI a rangos entre 2.000 UI y 5.000 UI diarias como dosis de mantención, según condiciones individuales.

 Las dosis para tratar COVID 19 son mayores.

Bibliografía

  • Alonso López C., Ureta Velasco N., Pallás Alonso C.R., Pallás Alonso C.R.. Vitamina D profiláctica. Rev Pediatr Aten Primaria [Internet]. 2010 Sep [citado 2021 Feb 13] ; 12( 47 ): 495-510. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322010000400012&lng=es.
  • Mariana Seijo, Beatriz Oliveri, Importancia de la Vitamina D en la época de COVID 19, http://osteologia.org.ar/files/pdf/rid64_2020-11-covid-final.pdf,
  • José Manuel Cucalón Arenal*, María Guadalupe Blay Cortés, Jesús Zumeta Fustero, Vicente Blay Cortés Actualización en el tratamiento con colecalciferol en la hipovitaminosis D desde atención primaria. Grupo de Trabajo de Endocrinología, Metabolismo y Nutrición de la SEMG. http://mgyf.org/actualizacion-en-el-tratamiento-con-colecalciferol-en-la-hipovitaminosis-d-desde-atencion-primaria/


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

Beneficios del Omega 3 Diario el Mercurio
Beneficios del Omega 3 Diario el Mercurio

“Entre las propiedades del Omega-3 destacan sus efectos levemente anticoagulantes, antiinflamatorios, su contribución a reducir triglicéridos, artritis, autoinmunes, trombosis y todas aquellas que cursan con inflamación.”
Leer más
El más potente antioxidante descubierto
El más potente antioxidante descubierto

El estudio pionero muestra que la BZF en la piel de cebolla se comporta en las células como el más potente antioxidante y anti-inflamatorio
Leer más
Si tienes Hipotiroidismo esto es para ti
Si tienes Hipotiroidismo esto es para ti

Es muy importante reducir el consumo de productos procesados con sal oculta, un exceso de sal yodada promueve hipotiroidismo autoinmune.

-Nelba Villagrán
Nutricionista Integrativa, Ortomolecular, Biorreguladora y Naturópata. 
Leer más